Hablamos con….

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Le hacemos 10 preguntas a Lucía, Vicepresidenta de Bokatas y abogada en un despacho de derecho sanitario.

image1

 1. ¿Cuánto tiempo llevas siendo voluntaria de Bokatas? ¿Por qué empezaste?

Soy voluntaria desde marzo de 2009. Conocí Bokatas en un curso de abogacía en ámbitos de exclusión social en la universidad de Comillas y mi primera ruta fue en el recuento de personas sin hogar organizado por el ayuntamiento. Me impactó muchísimo. Me sorprendió el cariño con el que los “bokateros” se relacionaban con los sin techo y la cercanía de esa “realidad” de la calle que hasta ese momento se me hacía muy lejana.

2. Tu ruta bokatera preferida. 

¡Z1 de Comillas! Desde el principio he hecho ruta por Argüelles-Chamberí. Cada vez que paseo por mis zonas de ruta, me vienen a la cabeza muchos recuerdos de personas y momentos vividos en Bokatas. Gracias a ello, Madrid tiene un toque distinto, lleno de historias, con nombre y apellidos, que quedarán siempre en mi memoria.

 3. Lo que más te gusta de Bokatas

Gracias a Bokatas creo en la ESCUCHA y el ACOMPAÑAMIENTO como vías para mejorar nuestro entorno. A todos nos gusta sentirnos escuchados y acompañados y es algo que podemos poner en práctica en todos los ámbitos de nuestra vida. Además, cada persona tiene algo bueno que aportar, solo hay que crear el espacio adecuado para que lo pueda desarrollar. Bokatas crea esos espacios y, además, está lleno de voluntarios que le ponen ILUSIÓN y GANAS a la vida. ¡Es emocionante!

 4. Una persona sin hogar que te haya marcado.

 ¿Solo una? Pregunta difícil… Tengo en mente muchos momentos con distintas personas de las que he aprendido mucho y a las que estoy muy agradecida por haberme ayudado a ver la vida de forma más amplia. Si tengo que elegir una, me quedo con Mohammed, una persona que estuve viendo todos los martes durante tres años y que, después de tiempo sin verle, me encontré casualmente hace unas semanas.Es marroquí, tiene 38 años y durante años trabajó como cocinero. Con la crisis perdió su trabajo y, al no tener a nadie aquí, terminó solo en la calle. Siempre le veíamos muy deprimido, pero aún así, no nos íbamos ningún martes sin que hubiera sonreído al menos una vez. Ahora ha logrado cobrar la renta mínima y está pagando una habitación. Ahorra un poco todos los meses para ir pagando las deudas (¡ya solo le queda una!) y está yendo a un CAD, donde recibe atención de trabajadores sociales y psicólogos. Cuando volví a verle el otro día sentí mucho orgullo y una gran alegría porque, aunque le queda camino por recorrer, estoy convencida de que conseguirá salir adelante. Mientras tanto, seguiremos acompañándole.

 5. Algo que cambiarías del sistema con el que la Comunidad de Madrid atiende a las psh.

 Añadiría más creatividad, cercanía e innovación en la atención a las personas sin hogar. Apostaría por apoyar más iniciativas de distintas entidades, tendentes a poner en valor a la persona y sus capacidades para salir adelante por sí misma (ej: Housing First), porque está comprobado que tienen muy buenos resultados.

 Además, es vital crear más conciencia social desde las instituciones sobre el sinhogarismo y la necesidad de que todos nos involucremos para paliarlo, al igual que ocurre en otros ámbitos donde se hace mucha incidencia política (discapacidad, violencia de género, etc.).

 6. La injusticia más evidente que ves de la situación que viven las personas sin hogar.

Una de las principales dificultades que tiene una persona sin hogar es la falta de autoestima y apoyo social, por lo que sentirse invisibles es lo peor para alguien que se encuentra en situación de calle, incluso más que el frío o la carencia de recursos.  Muchas veces me dicen que se sienten parte del mobiliario urbano y eso es una afirmación durísima.

 Además, la violencia, física y verbal, que sufren las personas sin hogar es enorme y apenas hay conciencia social. Está en nuestra mano involucrarnos y denunciar los delitos de odio, a través de las plataformas que se están creando para ello.

 7. Eres inquieta y con carácter internacional, si te fueras de Madrid, montarías Bokatas?

¡¡Por supuesto!! Cuando estuve de Erasmus en Bruselas intenté involucrarme allí también, pero no existían ONGs similares. Si volviera a irme fuera, con más tiempo, sin duda buscaría la manera de seguir allí con Bokatas.

 8. Una cita (no de amor, pillina, de frase bonita)

“Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. Eduardo Galeano

 9. Un personaje de la historia con el que te tomarías un café.

Suena muy típico, pero me encantaría tomarme un café con Gandhi o con Nelson Mandela. Ambos abogados, pensadores y políticos muy inspiradores. Me llevaría cuaderno y boli y no pararía de tomar notas.

 10. Una canción, una peli, un libro

Canción: “Ama, ama y ensancha el alma” de Extremoduro.

Peli: “The Good Lie” (“La buena mentira”), escrita por Margaret Nagle y dirigida por Philippe Falardeau.

Libro: “El hombre en busca de sentido”, de Viktor Frankl.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Podría interesarte

Campaña de verano – Bokatas

980 botellas de agua fría y más de 650 granizados de limón para las personas sin hogar La Asociación Bokatas, ONG que presta acompañamiento a las personas sin hogar en Madrid, Valencia y Zaragoza, lanza una campaña de verano con el objetivo de sensibilizar a la sociedad de la realidad que vive de este colectivo

Hablando con…

Hablamos con…Elena Terry     1. ¿Cuánto tiempo llevas siendo voluntaria de Bokatas? ¿Por qué empezaste? Empecé en Bokatas hace tres años y medio y lo conocí por una prima mía. Había hecho antes distintos voluntariados con niños y me apetecía cambiar, así  que decidí probar en Bokatas y hasta el día de hoy. 2.

¡Ayúdanos!

Tu aportación, por pequeña que sea, nos sirve para ayudar a personas que lo necesitan. Nº cuenta Bokatas: ES34 0081 0189 8900 0195 2004 Concepto: BOKATA SOLIDARIO Acuérdate de facilitarnos tu DNI, nombre y apellidos y correo electrónico. Tu aportación tiene deducción fiscal

Si eres donante puntual o colega de Bokatas recuerda solicitarnos el certificado de donaciones para poder realizar las deducciones. 

Puedes escribirnos un email a colegas@bokatas.org