Bokatas personas sin hogar

Carta de una voluntaria de Bokatas

#Carta que nos manda una voluntaria:

¿Alguna vez habéis pensado en el poder de una sonrisa? ¿En lo simple que puede ser un gesto de buenos días hacia todas esas personas que la sociedad ha silenciado?
Navidad es sinónimo de reencuentros, de vueltas a nuestro hogar, de echar de menos, de sentirnos envueltos en el cariño de una familia. ¿Pero qué significa Navidad para ellos?
Desde hace algún tiempo soy voluntaria de BOKATAS, una ONG que da acompañamiento a las personas sin hogar, al colectivo más vulnerable de la sociedad. Empecé buscando poder hacer algo por los demás, como toda inquietud de cualquier voluntario, y os puedo asegurar que lo que han cambiado ellos de mí no tiene precio. Hasta entonces jamás había pensado en la soledad de las personas que con una vida tan normal como puede ser la tuya o la mía han acabado sin nada, solos, perdiendo cualquier halo de esperanza en el resto de la sociedad. Os aseguro que sentirse importante en la vida de alguien que muchas veces no tiene nada más que tu ratito de conversación de los martes, es algo tan gratificante como enriquecedor. Ellos también tienen mucho que enseñarnos, ellos esconden detrás de unos cartones una vida llena de obstáculos y superaciones que han acabado en situaciones no deseadas. Ellos: Antonio, Paco, Petrus, María… sienten la soledad como fiel compañera de vida, ellos anhelan abandonarla.
“La mayor enfermedad hoy día no es la lepra ni la tuberculosis sino más bien el sentirse no querido, no cuidado y abandonado por todos” (Madre Teresa de Calcuta)
Somos la generación más formada de la historia y no por ello debemos ignorar que caminamos intentando cambiar las injusticias que nos rodean, una sociedad con un hueco para todos nosotros.
Desde BOKATAS, lanzamos la propuesta de envolver nuestras más preciadas sonrisas en un gesto hacia ellos estas Navidades. ¿Sabéis lo emocionados que nos cuentan que aquella vecina que le giraba la cara todos los días por entrometerse en su zona, un día pasó por delante y le dedicó un “buenas tardes”? Querida vecina, para ti no significó nada, a él le cambiaste, no tenía nada más en que pensar aquel día, se veía la emoción en sus ojos al contárnoslo nada más vernos, sino en recuperar su esperanza al saberse uno más con tu cercanía. Déjales que vuelvan a confiar en nosotros. Deséales una feliz Navidad.

Susana Moreno (Voluntaria)
“No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran amor”.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas e interior

LEAVE A COMMENT

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
})(jQuery)